El primer contacto entre un producto y su potencial cliente se realiza a través de la imagen de producto, la cual debe transmitir los valores y características esenciales que el consumidor pretende encontrar. Es la imagen de la empresa y su prestigio en el mercado.